¿QUÉ ES LA FIBROMIALGIA?

La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por un dolor general crónico, acompañado de sensación de fatiga y otros síntomas. El dolor que la persona siente abarca todo el cuerpo, músculos, huesos, ligamentos y articulaciones. Los síntomas son muchos, cansancio, insomnio, dolor de cabeza, ansiedad, depresión, dificultades de concentración y de memoria, entre otros.

¿QUÉ ES LA FATIGA CRÓNICA O SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA (SFC)?

La fatiga crónica es una enfermedad que se caracteriza por intolerancia al esfuerzo físico. Las personas con esta enfermedad no son capaces de realizar sus actividades cotidianas y a menudo pueden ser que tengan que estar en cama.

 

El síntoma principal es la fatiga intensa y persistente. Esta no se alivia con el descanso y no es causada directamente por otras enfermedades. La fatiga aparece de forma súbita, la persona siente una fatiga insoportable a la que se añaden muchos otros síntomas como dolor crónico, mareos, problemas de memoria y de concentración, insomnio, dolores musculares, fiebre inferior a 37,5 º. La realización de actividad física hace que los síntomas empeoren.

Es común que las personas que desarrollan el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), antes de sufrirla hayan sido muy activas y hayan realizado una actividad productiva muy intensa. No acostumbran a tener una historia previa de preocuparse excesivamente por las enfermedades ni tampoco muchas quejas sobre su salud.

La fibromialgia y la fatiga crónica, son dos enfermedades  diferentes pero en un porcentaje importante de personas se dan las dos a la vez. 

También hay personas que además de estás dos enfermedades padecen Sensibilidad Química Múltiple y otro conjunto de patologías (trastornos digestivos, dolor de cabeza, trastornos urinarios o alteraciones en la articulación temporomandibular), lo que recientemente se ha denominado Síndrome de Sensibilidad Central (SSC), que afecta al sistema nervioso central.

Cualquiera de estas enfermedades se caracteriza por ser crónica y produce en la persona un gran dolor emocional, la pérdida de su salud, de su trabajo en la mayoría de los casos, la pérdida de amigos, de familiares, la incomprensión de los que le rodean y la estigmatización de la sociedad. La persona necesita apoyo y comprensión para poder aceptar y llevar con dignidad su situación.

 

CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS DE ESTAS ENFERMEDADES

La amplitud de los síntomas, su naturaleza crónica y la falta de una causa identificable hace que estas enfermedades sean difíciles de soportar. La gente que rodea a la persona que padece alguna de estas enfermedades puede sospechar erróneamente, que está simulando y dudar de si de verdad tiene una enfermedad.

La persona se ve sometida a juicios, críticas, incomprensión y falta de apoyo de los más cercanos, amigos, familiares, médicos y otros profesionales de la salud que se supone deberían de ayudarle y comprenderle.

 

Esto genera en la persona un sentimiento muy fuerte de soledad, tiene que estar continuamente justificando su situación y hay personas que incluso le pueden hacer comentarios como "yo también estoy muy cansado", "yo también tengo dolor", "no entiendo porque no trabajas"..... etc. Sobre todo cuando la persona padece el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) que le limita para llevar una vida normal y le impide trabajar.

  • Como consecuencia la persona comienza a aislarse cada vez más, evitando situaciones sociales, lo que puede acabar produciendo una fobia social.

 

  • A esto se añade la depresión que es una consecuencia de la enfermedad y no la causa como muchos han querido hacer ver. La depresión no causa la enfermedad eso hay que tenerlo muy claro. Esta va acompañada de sentimientos de ira y frustración, así como de hipersensibilidad, la persona llora por cualquier cosa y le afecta mucho todo (labilidad emocional).

  • Sentimientos de culpa que pueden verse aumentados por el entorno y los que le rodean, al decirle a la persona que son sus pensamientos negativos los que le hacen estar enfermo o que no pone de su parte o que no hace bastante por curarse, etc.

  • Ansiedad. La persona sufre ataques de ansiedad debido a su situación, que en muchas ocasiones llega a ser muy precaria tanto a nivel físico como psicológico. También puede experimentar ataques de pánico.

  • Duelo. La persona tiene que enfrentarse a varios procesos de duelo, lo que complica todavía más su proceso psicológico. Duelo por la pérdida de salud, de trabajo, amigos, familiares, actividades de ocio.... su vida ha cambiado, su mundo tal como lo conocía ya no está. Sus limitaciones le impiden hacer lo mismo que antes de estar enfermo.

  • Baja autoestima. En una sociedad en la que se nos valora por lo que hacemos y no por lo que somos, la persona queda relegada a nada. Sus sentimientos son de desvalorización, "no sirvo", "no puedo trabajar", "no soy suficiente", "soy una carga para los demás". La persona debe reconstruirse y reinventarse, valorándose por lo que ES, aunque no pueda HACER.

© 2023 by Natural Remedies. Proudly created with Wix.com

  • Facebook
  • Twitter Round
  • b-googleplus
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now