¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

 

La autoestima se puede definir de muchas maneras, de forma sencilla podríamos decir que la autoestima es el amor y estima que sentimos por nosotros mismos.

De forma más concreta la autoestima es el sentimiento que tenemos de nuestra valía, LO QUE NOS VALORAMOS.

 

La autoestima está formada por todos los sentimientos y pensamientos que, sobre nosotros mismos, hemos ido elaborando durante nuestra vida, basados en las experiencias que hemos tenido.

Cuando la persona tiene una baja autoestima no se siente feliz y cree que su autoestima no se puede cambiar, sin embargo la autoestima puede ser modificada. Con las técnicas adecuadas se puede mejorar y aumentar la autoestima, consiguiendo sentirse mejor, más pleno y más feliz.

GRADOS DE AUTOESTIMA

 

Existen tres grados de autoestima:

 

  • Autoestima alta: la persona con una autoestima alta, se siente confiada y apta para la vida, capaz y valiosa, adecuada como persona. Se acepta a sí misma y se valora de manera positiva.

 

  • Autoestima baja: la persona con baja autoestima, no se siente apta para la vida, se siente incapaz, sin valor, equivocada como persona. No se acepta a sí misma y se valora de manera negativa.

 

  • Autoestima media: en este caso, la persona oscila entre los dos estados anteriores, a veces se siente apta y adecuada, otras inútil e inadecuada y manifiesta estas incongruencias en la conducta, unas veces actúa con coherencia y sensatez y otras veces de forma incoherente y con imprudencia, lo que aumenta su inseguridad. A veces se acepta a sí misma y se valora de forma positiva y otras se rechaza y se valora de forma negativa.

CARACTERÍSTICAS DE UNA PERSONA CON BAJA AUTOESTIMA

       Una persona con una autoestima baja, presenta las siguientes características:

 

  • Es extremadamente crítica consigo misma. Al evaluarse utiliza unos criterios idealistas y perfeccionistas.

  • Es exigente y crítica con los demás. Las cosas deben ser como ella espera y cree que deben ser según su perfeccionismo y si no es, se muestra exigente y critica a los demás.

  • Evalúa y analiza continuamente cada gesto, cada acto, cada pensamiento que tiene. La información que recibe la compara con el modelo ideal que ella se ha creado o con el modelo que otras personas influyentes y significativas para ella han ido formando a lo largo de su vida. El modelo ideal con el que se compara es “perfecto”.

  • Tiene un temor excesivo a cometer errores. Este miedo puede llevarla a evitar situaciones, a huir o a no realizar conductas que le hagan sentir insegura. Este sentimiento hace que no tome decisiones por miedo a equivocarse, tiene miedo al fracaso al cual se anticipa.

  • Se siente insegura, tanto con ella misma como cuando se relaciona con los demás, lo que influye en sus relaciones.

  • Es muy sensible a la crítica. Sus reacciones emocionales pueden ser muy exageradas cuando alguien le corrige o le llama la atención sin mala intención.

  • Fácilmente irritable. Siempre a punto de estallar aun por cosas de poca importancia, todo le sienta mal, todo le disgusta, todo le decepciona, nada le satisface.

  • Necesita la aprobación continua de los demás. Confía poco en sus capacidades y en sus decisiones, por lo que necesita la opinión de otras personas constantemente. Muestra excesiva dependencia afectiva.

  • Deseo excesivo de complacer. No se atreve a decir “no” por temor a desagradar y a que los demás le retiren el afecto o la abandonen.

  • Tiende a compararse con otras personas y a sentirse amenazada. En las comparaciones que realiza, se coloca siempre en una posición inferior al otro. Al compararse puede sentir envidia de los demás o celos.

  • Conducta agresiva. Afronta las situaciones con una conducta agresiva o pasivo-agresiva. Carece de habilidades asertivas.

  • Conducta inhibida. Le cuesta expresar sus necesidades y sentimientos y defenderse o quejarse adecuadamente ante tratos injustos, degradantes o de falta de respeto, no es asertiva.

  • Indefensión aprendida. Cree que no tiene ningún control de las situaciones que le causan daño y que no puede hacer nada para cambiarlas, por ello responde pasivamente.

  • Tiene sentimientos de inferioridad y timidez a la hora de relacionarse con otras personas. Se coloca por debajo de los demás continuamente.

  • Se ve a sí misma inútil, indigna de respeto y aprecio. Se desprecia a sí misma.

  • Tiene sentimientos de culpa patológica. Si algo funciona mal en sus relaciones cree siempre que la culpa es sólo suya, malinterpretando en muchas ocasiones los hechos. Se culpa por todo, asumiendo responsabilidades que no le corresponden.

  • Le cuesta hacer amigos y le preocupa mucho el qué dirán o lo que los demás pensaran sobre ella, pues tiene un miedo excesivo al rechazo, a ser juzgada, criticada y abandonada.

© 2023 by Natural Remedies. Proudly created with Wix.com

  • Facebook
  • Twitter Round
  • b-googleplus
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now